Las alergias alimentarias tipo III pueden desempeñar un papel en afecciones crónicas como el Síndrome de Intestino Irritable o enfermedad de Crohn.

Dolor de estómago, distensión abdominal, diarrea y estreñimiento son trastornos gastrointestinales comunes. Muchas personas padecen estas afecciones crónicas de origen confuso, frecuentemente acompañadas de cansancio y agotamiento. Las hipersensibilidades alimentarias pueden ser desencadenantes de estas afecciones, entre otras alergias alimentarias IgG (tipo III). Dos trastornos gastrointestinales comunes son el síndrome del intestino irritable (SII) y la enfermedad de Crohn.

Enlaces relacionados